sábado, junio 27, 2009

Nuevos, viejos, cargados o frescos ............AIRES.

El corazón late deprisa, no hice un gran esfuerzo simplemente subir esos peldaños de madera acombado por los cientos de pies que pasaron por allí, las moqueta, el aire viciado por falta de ventilación, los muebles plomizos apilados en los pasillos fruto de la entrada de IKEA en la ciudad.
....Me ahogo con facilidad, el calor, los pequeños esfuerzos o el viaje al pasado que me provoca esta vivienda, todo me oprime el alma, me dispara los latidos, y acabo jadeando buscando aire para llevarme a los pulmones.
No se si fue buena idea esta vacaciones, este lugar o este amiente, necesitaba aires nuevos para refrescarme pero ahora añoro mis cosas, mis plantas, mis libros.., mi yo.
Tengo que meditar, pero me ronronea por la cabeza es idea que cada vez la veo mas evidente... "retirarme a descansar en mi propia casa".....

3 comentarios:

Lludria dijo...

Si es que... no hay nada como el hogar, Eowin. Cada vez estoy más convencida. Para disfrutar de las vacaciones, X y yo sabemos que tienen que ser cortas, no ausentarnos más allá de 3 o 4 días. Por bonito que sea el nuevo lugar, por bien que se coma, por grata que sea la compañía -si la hay- a pesar de que es necesario romper la rutina en ocasiones... el éxtasis de estar de nuevo en casa, lo que sentimos en cuanto abrimos la puerta, eso es lo que nos da la paz. Nuestros libros, nuestra música, nuestros pequeños proyectos diarios...
Te echaba de menos. Un beso

Goathemala dijo...

Más de una semana fuera me desubica demasiado. No sé si es buena sensación pero es compartida con lo que tan bien expresas.

Un abrazo.

arawaco dijo...

Lo que nos amarra, nos hala ...
¿será eso?

Locations of visitors to this page >